Posts Tagged ‘setas deshidratadas’

¿Eres tan amable…?

20 marzo, 2016

pate_Setas

 

– ¿Eres tan amable de alcanzarme el sésamo, que está demasiado alto para mi?

– Hombre, yo te lo alcanzo, guapetona, porque soy majete y además no me cuesta ná. Pero amable, amable, lo que se dice amable… no lo sabrás hasta que nos conozcamos mejor, al menos hasta que desayunemos juntos.

¡Malditos tipos desgarbados de letras!, ¡No te pasan una!

—————————————————————

Paté de setas shiitake

Salen unos 7 tarros de 130 gr.

80 g de setas shiitake deshidratadas
1 cebolla pequeña
1 puerro pequeño
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
2 dientes de ajo
2 cucharadas de salsa de soja
4 cucharadas de aceite de oliva
1 limón
sal y pimienta negra
semillas de sésamo (opcional)
un puñadito de nueces, almendras o avellanas (opcional)

Pon las setas deshidratadas en remojo con agua muy caliente en un recipiente o un tupper mediano (suficiente agua como para cubrirlas, aunque en un principio floten). Tápalo y deja que se hidraten 30 minutos al menos.

Saca las setas una vez hidratadas, escurriéndolas un poco. No tires el agua, resérvalo.
Corta las setas en tiras finas.
Pela los ajos y pícalos muy finos o pásalos por un machacador de ajos.
Pica finamente la cebolla y el puerro.

Calienta el aceite en una sartén mediana a fuego medio y saltea el ajo, la cebolla y el puerro. Cuando empiecen a dorarse añade las setas shiitake cortadas y saltéalo todo junto 2-3 minutos. Agrega una pizca de sal y pimienta negra, la salsa de soja y el jengibre y mézclalo bien. Cuando veas que se doran las setas puedes añadir el sésamo (es opcional), saltéalo un minuto más y sácalo a un recipiente para batir o al vaso de la batidora.

Añade a las setas 1 cucharada del agua en el que reposaron, la ralladura de la piel del limón, el zumo de medio y los frutos secos (es opcional), y bátelo todo junto 2-3 minutos. Puedes añadir más agua de las setas si ves que la mezcla es demasiado espesa. Sigue batiendo hasta que consigas una pasta bastante homogénea. Pruébalo y rectifica de sal si fuese necesario.
Sírvelo templado o frío.

Las setas shiitake tienen muchísimo sabor, y el agua en el que las hidratamos se puede guardar y utilizar como caldo, es muy aromático y guarda una buena parte del sabor de las setas, por eso os recomiendo que cuando las escurráis no tiréis el agua, sino que lo aprovechéis para batir los ingredientes o para caldos, arroces, pasta….

Si quieres envasarlo hazlo en caliente, con los tarros esterilizados y añadiendo antes de cerrarlos unas gotas de aceite de oliva para formar una capa protectora en la superficie. Coloca los tarros cerrados al baño maría para hacerles el vacío durante 20 minutos, como es habitual.

Huelga CC

28 marzo, 2012

Miles de Colectivos y Ciudadanos surgimos, como las setas (de un día para otro, pero con muchas horas de trabajo previo a la eclosión), para acompañarnos en el primer día de la primera huelga general de esta legislatura.

Nos juntamos para hacer frente a los abusos de la última reforma laboral. No Curramos ni Consumimos; no Callamos ni Cocinamos; Lo que SI hacemos es Cuidar los unos de los otros y Contestar al 1% que nos la quiere meter doblada.

Desde RegimenAbierto lo único que os pido, hipotéticos lectores-cocinillas, es que (sea cual sea vuestra postura política) no Contribuyáis a perpetuar esta reforma sangrante y os recuerdo que Contamos con vosotros.

Porque esta huelga se hace para encontrar un Consenso en la búsqueda del bien Común.

Nos vemos mañana en las calles.

——————————

Crepes de calabaza rellenas de setas.

Raciones: 4

Para las crepes:
200 gramos calabaza
1 huevo
150 gramos harina
200 mililitros leche
1 cucharadita levadura
aceite
sal
ajo en polvo
perejil picado

Para el relleno
Setas chinas secas (al gusto)
Una cucharada sopera de harina
Leche entera
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Para las crepes:
Pelar, quitar las pepitas y cortar la calabaza.
Ponerla en crudo en un cuenco o en el vaso de la batidora y batirlo junto a la leche, las especias y el huevo hasta que quede un batido muy fino.
Mezclar la harina y la levadura y añadirlo mientras seguimos batiendo hasta que quede una masa líquida similar a las crepes.
Poner a fuego fuerte una sartén pequeña antiadherente, añadiendo unas gotas de aceite, lo suficiente para que podamos manipular las tortitas sin que se peguen.
Cuando esté bien caliente echamos un cacito de mezcla y lo extendemos para que ocupe todo el fondo de la sartén creando una torta fina.
Cuando esté dorada le damos la vuelta al aire y añadimos un par de gotas más de aceite para que no se peguen.
Dorar y sacar del fuego.
Repetir la operación mientras quede masa y apilar las crepes todas en una misma fuente para que se mantengan calientes mientras cocinamos.

Para el relleno:
Mientras se van haciendo las tortitas, poner a cocer las setas hasta que estén hidratadas y tiernas.
Escurrir, refrescar y picar finamente.
Saltear las setas en una satén con un poco de aceite y salpimentar.
Añadir la harina y darle un par de vueltas para que se distribuya homogéneamente y no se formen grumos.
Incorporar la leche poco a poco, removiendo constantemente, hasta que tengamos una bechamel de textura media (ni muy líquida ni tan espesa como para croquetas).
Dejar cocer un par de minutos más mientras rectificamos de sal y pimienta si fuera necesario.

Montar las crepes con el relleno, colocando éste sobre la mitad de la tortita y cerrándola como si fuera un libro con la otra mitad.
Decorar y acompañar al gusto.

Cuentos chinos

5 noviembre, 2010

Cuando no puedo dormir por las noches, tengo varios remedios; unos me gustan más que otros.

Me encanta leer e ir notando como, poquito a poco, se me van cerrando los ojos e intento prestar atención… pero invariablemente, a la mañana siguiente, tengo que volver a leer la última página porque no me he enterado de nada.

También me gusta mucho escuchar algún audiolibro, con los cascos puestos o el altavoz especial que tengo para poner debajo de la almohada si duerno acompañada.

Pero sin duda niguna la mejor manera de dormirme es cuando mi consorte accede a contarme alguna historia…
“- Cuéntame un cuento, porfa.
– ¿Tema?
– No se, matemáticas, física, informática… algo que te mole y de lo que no entienda nada, para que no tenga que seguirte el hilo…
– Veamos… En 1637, Pierre de Fermat escribió en el margen de su copia del Arithmetica de Diofanto: “Es imposible descomponer un cubo en dos cubos, un bicuadrado en dos bicuadrados, y en general, una potencia cualquiera, aparte del cuadrado, en dos potencias del mismo exponente. He encontrado una demostración realmente admirable, pero el margen del libro es muy pequeña para ponerla”. Esto dejó desconcertados a los matemáticos durante siglos, hasta que en 1994, Wiles demostro que bla, bla, bla…
– Zzzzzz”

¡Infalible, oiga!, yo me quedo frita al instante y él pasa la noche en vela pensando en la historia de la ciencia…

Aunque también es cierto que hay otras cosas, que implican más actividad, que también me ayudan a dormir…

——————–

Ensalada templada de setas chinas
Raciones: 4

0.5 berenjena
1 tomate
0.5 pimiento rojo
0.5 pimiento verde
10 setas negras deshidratadas
lechuga
2 cucharadas soperas sésamo; crudo
aceite
vinagre de frambuesa
sal
salsa de soja

Poner las setas chinas deshidratadas en un cuenco y añadir agua hirviendo y un buen chorro de salsa de soja.
Dejar hidratar mientras preparamos el resto de los ingredientes.
Picar en cuadraditos y reservar por separado los pimientos limpios y sin pepitas, la berenjena pelada y el tomate.
Cortar en juliana la lechuga.
Poner una sartén con un poco de aceite y dorar la berenjena picada.
Sacarla a la ensaladera escurriendo el aceite sobrante.
En la misma sartén con el mismo aceite dorar el pimiento picado.
Sacarlo a la ensaladera escurriendo, si hay, el aceite sobrante.
Mientras doramos el pimiento, escurrir las setas y picarlas en juliana, reservando algunas para decorar.
En la misma sartén rehogar ligeramente las setas.
Sacarlas a la ensaladera.
En la misma sartén tostar el sésamo, con cuidado de que no se queme.
Sacarlo a la ensaladera y añadir el tomate picado y la lechuga.
Añadir la sal y mezclar bien.

Servir templada, decorando el plato con las setas enteras que reservamos antes y con unos hilos de vinagre de frambuesa.