Posts Tagged ‘Sésamo’

Desesperadas

25 mayo, 2012

El Sr. Gramo y la Sra. Litro comparten un té aromatizado con cianuro, cumpliendo así el pacto de suicidio.

Son medidas desesperadas.

——————

Leche Vegetal

Una taza de sésamo crudo
Agua
Un colador tupido o una gasa.

En un bol poner las semillas y cubrir con agua.
Dejar reposar durante 8 horas en la nevera.
Colar, lavar ligeramente las semillas y escurrirlas.
Poner en la batidora las semillas y cuatro tazas de agua.
Batir bien hasta obtener una mezcla homogénea.
Pasar el resultado por un colador tupido o una gasa, escurriéndolo bien, para que suelte todo el jugo.
Mantener en la nevera y tomarla como leche normal.

Se puede hacer, en lugar de sésamo, con almendras crudas, arroz crudo, nueces, nueces de macadamia, pipas crudas, avellanas… etc. El proceso y las cantidades son las mismas.

Para utilizarlo como horchata, a la hora de batir añadimos un poco de cáscara de limón, canela y azúcar; el resultado es un refresco muy agradable.

El rollito de la primavera

24 febrero, 2011

Ahora que aún estamos sufriendo el invierno (yo, desde que me volví de Las Palmas los inviernos no los paso, los sufro) y suspiramos por el calorcito, por poder quitarnos el abrigo y enseñar un poco de carne sin sufrir un resfriado; aunque, en fin, el punto exibicionista persiste a pesar del frío, pero por debajo de la bufanda, lo que hace que dependa más de la imaginación del buen mirón…

Ahora, decía (que me disperso), que estamos deseando poder alargar las tardes en los parques (treintañeros largos haciendo botellón como los chiquillos, eso sí, con pasta en el bolsillo para pagar la multa y/o humor suficiente para ir a la charla de concienciación-anti-botellón) y que deseamos poder ir en bici sin que se nos hiele la nariz…

Es ahora cuando nos olvidamos, por completo, de los ojos llorosos, los estornudos y el salir de casa con el bolso ocupado por ventolines variados, antistaminicos a saco y kleenex suficientes para desertizar media Galicia.

Ah, memoria infiel!! Te olvidaste de la alergia al polen!!!

—————-

Mis rollitos de primavera
Raciones: 6 ud

100 gr de zanahoria
100 gr de calabaza
100 gr de col
un puñado de pasas
una cucharada sopera de sésamo, crudo
salsa de soja
aceite
sal
pasta para rollitos

Limpiar y pelar la calabaza y las zanahorias. Rallarlas.
Limpiar la col y cortarla en juliana fina, desechando los trozos blancos más duros.
En una sartén con un poco de aceite añadir el sésamo crudo y darle un par de vueltas, para que se dore un poco.
Añadir las verduras y rehogar a fuego fuerte un par de minutos, lo justo para que las verduras suban de color y queden aún aldente.
Añadir las pasas y un chorro generoso de salsa de soja. Reducir a fuego suave hasta que el líquido de la salsa se evapore.
Rectificar de sal (hay salsas de soja que llevan sal, así que a veces no es necesario).
Apagar el fuego y dejar templar antes de montar los rollitos.
Presentar una hoja de pasta para rollitos (son cuadradas) con un vértice hacia el cocinero, colocar una porción generosa de relleno y armar el rollito (podeís ver imágenes aquí )
Antes de cerrar la última punta la humedecemos pintándola con un poquito de agua (con el pincel de cocina o la punta de los dedos limpios) y presionando la masa para que no se nos abra al freir.
Freír los rollitos en abundante aceite caliente hasta que estén dorados, sacarlos y escurrirlos sobre papel de cocina.

Acompañar con salsa agridulce o con vinagre de frambuesa.

Días de frío

17 febrero, 2011

En estos días de invierno social, no distingo entre Karl y Groucho, pero me divierte la acción.

———-

Ensalada de invierno
Raciones: 2

Espinacas frescas
Una naranja
Nueces peladas
Sésamo crudo, una cucharada sopera
Aceite de oliva virgen
Vinagre de módena
Sal
Pimienta

Lavar bien y escurrir las hojas de espinacas desechando los tallos. Cortarlas en juliana fina.
Pelar la naranja y cortarla en cuadrados pequeños, reservar el jugo que suelta al cortarla.
Romper entre las manos las nueces peladas para que queden trozos toscos.
En una sartén sin aceite, tostar el sésamo.
Mezclar en una ensaladera estos ingredientes y aliñar con el jugo de la naranja, un chorro de aceite, un chorro generoso de vinagre de módena. sal y pimienta.

Cuentos chinos

5 noviembre, 2010

Cuando no puedo dormir por las noches, tengo varios remedios; unos me gustan más que otros.

Me encanta leer e ir notando como, poquito a poco, se me van cerrando los ojos e intento prestar atención… pero invariablemente, a la mañana siguiente, tengo que volver a leer la última página porque no me he enterado de nada.

También me gusta mucho escuchar algún audiolibro, con los cascos puestos o el altavoz especial que tengo para poner debajo de la almohada si duerno acompañada.

Pero sin duda niguna la mejor manera de dormirme es cuando mi consorte accede a contarme alguna historia…
“- Cuéntame un cuento, porfa.
– ¿Tema?
– No se, matemáticas, física, informática… algo que te mole y de lo que no entienda nada, para que no tenga que seguirte el hilo…
– Veamos… En 1637, Pierre de Fermat escribió en el margen de su copia del Arithmetica de Diofanto: “Es imposible descomponer un cubo en dos cubos, un bicuadrado en dos bicuadrados, y en general, una potencia cualquiera, aparte del cuadrado, en dos potencias del mismo exponente. He encontrado una demostración realmente admirable, pero el margen del libro es muy pequeña para ponerla”. Esto dejó desconcertados a los matemáticos durante siglos, hasta que en 1994, Wiles demostro que bla, bla, bla…
– Zzzzzz”

¡Infalible, oiga!, yo me quedo frita al instante y él pasa la noche en vela pensando en la historia de la ciencia…

Aunque también es cierto que hay otras cosas, que implican más actividad, que también me ayudan a dormir…

——————–

Ensalada templada de setas chinas
Raciones: 4

0.5 berenjena
1 tomate
0.5 pimiento rojo
0.5 pimiento verde
10 setas negras deshidratadas
lechuga
2 cucharadas soperas sésamo; crudo
aceite
vinagre de frambuesa
sal
salsa de soja

Poner las setas chinas deshidratadas en un cuenco y añadir agua hirviendo y un buen chorro de salsa de soja.
Dejar hidratar mientras preparamos el resto de los ingredientes.
Picar en cuadraditos y reservar por separado los pimientos limpios y sin pepitas, la berenjena pelada y el tomate.
Cortar en juliana la lechuga.
Poner una sartén con un poco de aceite y dorar la berenjena picada.
Sacarla a la ensaladera escurriendo el aceite sobrante.
En la misma sartén con el mismo aceite dorar el pimiento picado.
Sacarlo a la ensaladera escurriendo, si hay, el aceite sobrante.
Mientras doramos el pimiento, escurrir las setas y picarlas en juliana, reservando algunas para decorar.
En la misma sartén rehogar ligeramente las setas.
Sacarlas a la ensaladera.
En la misma sartén tostar el sésamo, con cuidado de que no se queme.
Sacarlo a la ensaladera y añadir el tomate picado y la lechuga.
Añadir la sal y mezclar bien.

Servir templada, decorando el plato con las setas enteras que reservamos antes y con unos hilos de vinagre de frambuesa.

Gracias

27 octubre, 2010

Gracias a la cebolla, por permitirnos una excusa para romper a llorar.

También lo pide el cuerpo, de cuando en cuando.

—————-

Albondigas de tofu y zanahoria (con salsa de cebolla)
Raciones: 4

500 gramos tofu
2 zanahoria
½ manzana
4 dientes ajo
4 cucharadas soperas sésamo; crudo
2 cucharadas soperas salsa de soja
1 rama de apio
pan rallado
harina
sal
aceite de oliva

Salsa (opcional):
2 cebolla
200 mililitros vino blanco
pimentón
cúrcuma
sal
aceite de oliva

Para las albóndigas:
Picar el apio y el ajo muy finos y reservar por separado.
Tostar el sésamo crudo en una sartén sin aceite y reservar
Dorar el ajo con un poco de aceite.
Picar muy fino o rallar el tofu -previamente escurrido- y rallar las zanahorias y la manzana.
Mezclar todo bien junto con el apio y una cucharada de pan rallado. Sazonar con la soja y una pizca de sal.
Dar forma a las albóndigas con la masa resultante y rebozarlas en harina.
Freírlas hasta que estén bien doradas, sacarlas y escurrir el aceite sobrante sobre un papel de cocina.

Para la salsa (opcional):
Picar la cebolla muy fina.
En una sartén con un poco de aceite pochar la cebolla
Añadir una cucharadita de cúrcuma, otra de pimentón y la sal. Añadir el vino blanco y reducir.
Añadir ½ vaso de agua y cocer un par de minutos.
Batir el resultado y pasar la salsa por el chino.

Estas albóndigas son deliciosas tal cual, acompañando a un arroz blanco, pero si quieres hacerlas en salsa solo hay que poner al fuego la salsa y añadir las albóndigas, dejando cocer unos 5 minutos. Hay que tener cuidado al manipularlas para que no se rompan, ya que son delicadas.

Hippies, perroflautas y otras hierbas

14 julio, 2010

Estaba yo tan tranquila, cuando de repente mi consorte (que es el relaciones públicas de la familia) me dice que las gentes del BaH-de-Verde planean una acción colectiva para conocernos, sacar algo de pasta y hacer piña. Y claro ¿qué mejor que preparar una cena?.

Me lo comenta con la boca pequeña… “Es que vamos a ser unos 50 y hay que cocinar con opción vegetariana y baratito y para cocinarlo entre todos… ¿te ateves?” pausa, y después en un susurro “ya he comentado en la asamblea que te podrías encargar tú…”. Y me mira con ojillos de cordero. Casi me da la risa al pensar que estoy deseando meterme en un embolao de esos con tanta gente.

Le miro con gesto severo “Pero tendré ayuda, ¿No?, ¿podré esclavizar al personal hasta que todo esté a mi gusto?, ¿y tomar cañas por la cara mientras cocino?” Se que no hay problema, pero me mola ponérselo difícil, que si no se me acostumbra….

Tras hacer un presupuesto y proponer seis platos (veganos, ovolactovegetarianos y carnivoros) y esperar a que la asamblea decida (está bien, no digo yo que no, pero lleva su tiempo) que haremos cinco de ellos, todo lo demás sale rodado… Con cuatro pinches a mis ordenes, je,je, y más de tres horas para prepararlo todo, terminamos la noche con todo consumido, algo de pasta en el bote y 50 perroflautas felices con la barriguita llena.

Los cocinillas nos despegamos de los fogones para charlar con las victimas y salimos a hombros.

Misión cumplida.

———————————————————

Falafel
Raciones: 2 menu-4 aperitivo

200 gramos garbanzos; remojar
5 gramos cilantro
5 gramos hierbabuena
5 gramos comino
5 gramos curry
5 gramos sésamo
aceite de oliva
pimienta
sal

Triturar los garbanzos en crudo, tras remojarlos en agua fría al menos 12 horas, con una pizca de sal y pimienta, hasta que quede una pasta tosca.
Escaldar la hierbabuena y el cilantro, para posteriormente picarlos y añadirlos a la pasta de garbanzos.
Agregar el comino, el curry y el sésamo.
Déjarlo 1 hora en el frigorífico.
Cuando haya pasado ese tiempo, formar pelotitas como albóndigas con esa masa que ya habrá adquirido consistencia.
Freir en aceite caliente sin humear.
Se pueden acompañar con salsa tártara, mahonesa o de yogur o servirlo rellenando pitas con ellos y ensalada.