Chachi que sí!. Fijo!. Descarao!

Hay palabras que se gastan con el uso y de tanto darles vueltas han perdido su significado original y se han transformado (eso en el mejor de los casos, porque hay veces que puedes mantener una conversación completa con palabras que ya no significan nada).

Es una pena pero palabras que designaban conceptos básicos ya no hay quien las entienda; como libertad, que hoy se utiliza para hablar de libertad económica (que viene a significar esclavitud, paradoja entre las paradojas); democracia para representar a un bipartidismo formal (ya que en el fondo, y como diría mi abuela “pájaros y pardales, todos son iguales”) e incluso, la tan cacareada “amor”, la mitad de las veces se utiliza para definir un estado difuso mezcla de desasosiego, deseo y miedo a estar solo (y ¡Ala! cárgate de un plumazo todas las formas de amor que no tienen que ver con el amor romántico).

Y es que, en estos tiempos hay que ser políticamente correcto (y mentir sútilmente en el discurso común – y es que tiene bemoles llamar al despido reestructuración de plantilla, o amigos a los contactos de facebook..-) y ya no nos queda ni el consuelo de llamar a las cosas por su nombre. Cuando calificas, por ejemplo, a una familia de disfuncional… no se, es un insulto fino pero le falta cuerpo, gracia; aunque a veces puede ser eficaz, porque el que se pica…

Aunque siempre nos quedará el insulto bestia y con intención, ese no cambia, no se recicla. Y es un consuelo.

——————-

Fritailla de calabaza
Raciones: 2-3

500 gramos calabaza; limpia
1 tomate seco
2 dientes ajo
1 cucharada sopera pulpa de pimiento choricero o pulpa de ñora
1 cucharadita orégano
vinagre
aceite de oliva virgen extra
sal

Hidratar los pimientos choriceros o las ñoras durante unos minutos en agua caliente y coger la pulpa. Picarla.
Picar el tomate seco.
Picar los ajos.
Pelar y trocear la calabaza en lascas irregulares y la ponemos al fuego flojo, tapada, con un chorrito de aceite y sal, moviendo de vez en cuando, durante 20 minutos.
Mientras, aparte, hacer un sofrito con los ajos, el tomate seco, el orégano y la pulpa del pimiento.
Añadir un chorrito de vinagre y apagar el fuego.
Añadir este sofrito a la calabaza, mover 5 minutos y apartar del fuego.

Esta receta es una delicia fría, sobre pan tostado, o caliente como principal o guarnición.

Se le pueden añadir unos taquitos de chorizo, bacon o jamón fritos aparte.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Chachi que sí!. Fijo!. Descarao!”

  1. картинки для форумов Says:

    You couldn’t be more right!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: