Los viejos amigos

Pueden pasar años sin verlos, meses sin siquiera hablar por teléfono, semanas enteras sin pensar en ellos, pero con sus propios recuerdos guardan las risas antiguas, los amores (incluso aquellos que al final no fueron tal), los planes de futuro malogrados, la complicidad de cientos de charlas y noches canallas; la esencia.

El tiempo pasa, nos mudamos de ciudad, nos arrugamos, hemos dejado de vernos porque la vida nos trae y nos lleva por caminos distintos… aún así, cuando la vida nos sonrie ellos son los primeros en enterarse, porque sólo hace falta un momento de complicidad para querernos como si nada.

Son pocos, muy pocos, y son los elegidos por el corazón, la verdadera famila selecta y electa.

————————-

Tomates secos

Tomates
sal
sol
una red

Preparar una red que pueda ser colocada tensa sobre un bastidor o una rejilla de horno pastelero que podamos colocar de manera que le entre aire por debajo.
Escoger tomates muy maduros y sin imperfecciones, cuanto más carnosos mejor.
Eliminar el pedúnculo verde y lavarlos muy bien.
Cortarlos a lo ancho y quitar las pepitas y el zumo interior reservandolos para cualquier otro plato (no es imprescindible, pero si no las quitamos corremos el riesgo de que germinen).
Colocarlos sobre la rejilla al sol y salarlos.
Durante el día, dejarlos al sol todo el tiempo posible.
Por las noches, taparlos con un paño limpio y dejarlos donde están si el tiempo en vuestro lugar de residencia es cálido y seco; si no lo es, recogerlos y guardarlos en casa, y sacarlos de nuevo al sol en cuanto salga.
Cuatro o cinco días serán suficientes para que los tomates estén totalmente secos.

Conservarlos en una lata o caja de cartón en un lugar fresco y seco. Se pueden utilizar para realzar el sabor de muchas salsas o, rehidratandolos con aceite y especias, acompañar ensaladas, pizzas, masas de pan….

Anuncios

Etiquetas:

Una respuesta to “Los viejos amigos”

  1. Podemos y los brotes verdes | RegimenAbierto Says:

    […] de las maneras para dar salida en la mesa a los tomates secos de este post es semiconservandolos en aceite de oliva. Este mismo proceso es válido para cualquier otra verdura […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: