La invasión de los ultracuerpos

Todos los años por estas fechas me enfrento con una plaga, terrible y ominosa, que deja los lugares por los que pasa cubiertos de desesperación, ansiedad y desconcierto.

Un día estoy tan feliz, paseando por los caminos empedrados del monte bajo que rodean las huertas, trasteando entre productos propios de la época en la sede de mi particular hipermercado, charlando inocentemente con mis más queridos amigos y al día siguiente, de repente, me doy cuenta de que mis conocidos y familiares, incluso aquellos que hace mucho tiempo que no veo, me miran con ojos vidriosos (una extraña mezcla de ansiedad y hastío) y aprovechan cualquier oportunidad para intentar endilgarme dos o tres vainas gigantes con la excusa de que “son cultivados en casa”, “nosotros ya tenemos suficientes” o el tan manido “mujer, si lo hemos cogido especialmente para ti”.

Se han convertido en esclavos del pisto, los gratinados, las cremas frías… y lo que es peor aún; han sido capaces de traspasar la última frontera de lo imaginable al mancillar la típica tortilla de patatas… En su desesperada actitud comprendo que ellos ya han sido abducidos; para mis seres queridos ya no hay vuelta atrás. Intento luchar contra lo inevitable, pero me acorralan. Claudico ante la invasión y acabo dejando que estos terribles seres colonicen todos los rincones frescos y secos de mi piso.

Estoy perdida y tengo miedo. Ha llegado la hora del calabacín gigante.

—————————————–
Batido de calabacín
Raciones: 2

200 gramos calabacín
200 mililitros leche , O
200 mililitros leche de soja
azucar moreno
1 rama de canela
Canela en polvo, para decorar

Pelar y eliminar las pepitas del calabacín
Cortarlo en daditos.
Ponerlo a hervir en muy poca agua junto con la rama de canela, durante 15 minutos.
Retirar del fuego y dejar infusionar la canela otros 10 minutos.
Quitar la rama de canela, añadir la leche o leche de soja y el azúcar moreno al gusto.
Triturar con la batidora hasta que quede totalmente homogeneo y sin grumos.
No suelen quedar hebras, pero aún así, los niños se lo beberán con más agrado si lo colamos.
Dejar enfriar totalmente y servir decorado con canela en polvo.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: