Inventario de bares

A mi la cerveza, sin disgustarme (porque no se debe renegar del primer amor, aunque sea amargo), no es una bebida que me acabe de convencer. Es decir, en verano una cervecita fresca en el momento adecuado te da la vida, no lo niego, pero a mi se me sigue pegando al paladar el amargor propio de las cañas, por eso prefiero tomar claras.

Como tengo poco aguante para el alcohol (salvo con el tequila, no me preguntes por qué, pero a tequilas tumbo a tíos que son el doble de grandes que yo), cuando salimos de tapeo yo voy (bar si, bar no) a cortos de clara o a sidras mientras mis acompañantes trasegan una jarra tras otra.

Hacer una buena ruta de bares es todo un curro que requiere mucho esfuerzo y muchos bares fallidos; sin aire acondicionado en verano, con camareros que no saber tirar cañas o que son bordes, en los que no te ponen ni un triste plato de aceitunas, en los que no se puede fumar… A base de experiencia, y trabajo duro para nuestro hígado, hemos ido haciendo un recorrido, durante el cual nos mantenemos en pie a base de elegir los mejores bares de tapas a las horas de la comida y rellenando el tiempo entre medias con combustible líquido y patatitas fritas.

Pero es una lista en constante revisión; que Madrid es muy grande, está lleno de bares y somos infatigables cuando tenemos una misión.

———————————————

Aceitunas escondidas
Raciones: 4

30 aceitunas; verdes sin hueso
75 gramos harina
50 gramos queso parmesano; rallado
40 gramos mantequilla
1 cucharada sopera agua; fría

Verter la harina en un bol, el agua fría, el queso y la mantequilla a punto de pomada.
Mezclar hasta obtener una bola lisa y uniforme ( se puede añadir un poquito más de agua, si es necesario).
Envolver la masa en un trozo de film transparente y guardar en la nevera durante unos 30 minutos.
Escurrir las aceitunas y ponerlas sobre papel absorbente para que sequen completamente.
Precalentar el horno a 180º C.
Arrancar un pellizco de la masa, un poco más grande que una aceituna, moldearlo en forma pequeña bola, aplanarlo en las palmas de las manos y colocar en el centro una aceituna; se envuelve con la masa, redondeándola para formar una bolita y ponerlas sobre papel en la bandeja de horno.
Repetir la operación hasta que se terminen las aceitunas y la masa.
Cuidando que no se toquen unas a otras en la bandeja, hornear hasta que estén ligeramente tostadas y crujientes, unos 20 minutos.
Retirar y guardar en la nevera durante unas 2 horas antes de servirlas frías.

Podemos hacer más cantidad para otras ocasiones y conservar en el congelador, listos para sacar y hornear directamente.

—–

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Inventario de bares”

  1. lasizoillo Says:

    Mítico el día que nos dio por echar el vermouth en Museo del Queso antes de ir a comer a casa. Y sólo se nos ocurre a nosotros pedir una tabla de quesos. “Por ese precio no te pueden poner mucho” nos dijimos. Aparte de mucho, era bueno.

    Al llegar a casa: café y siesta. Como echo de menos ese bar 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: